Proyecto de reforma a la Constitución de San Juan, presentado por el bloque peronista en la Asamblea Constituyente de 1949

BannerSanJuanPROYECTO DE REFORMA A LA CONSTITUCIÓN PROVINCIAL PRESENTADO POR EL BLOQUE PERONISTA
[26 de Abril de 1949]

Presentado por los señores diputados Zapata, Stábile, Jaime González, Mercado, Montiveros, Páez, Pala¬cios Balaguer, de la Vega, Yanzón, Tascheret, Stoerman, Pacheco, Cabrera, Baigorrí, de Vita, Ariza, Marinero, Pedroza y Salinas en la 1° sanción de la Asamblea Constituyente de la misma fecha.

___
La Asamblea constituyente
SANCIONA:

PREAMBULO
La Asamblea Constituyente en nombre del pueblo de San Juan, reunida para declarar los derechos y deberes inherentes a la naturaleza y dignidad humanas, reconocer los elementos constitutivos del orden social y establecer la necesaria autoridad, para asegurar el bienestar común, en el imperio de la justicia, del trabajo y de la paz, invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia, sanciona la siguiente Constitución;

SECCION PRIMERA
PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

CAPITULO I
Declaraciones, Derechos y Garantías

Artículo 1º.– La provincia de San Juan, como parte integrante de la República Argentina, adopta para su gobierno la forma representativa republicana, y mantiene el libre ejercicio de todos los poderes y derechos que por la Constitución Nacional no han sido delegados al Gobierno Federal.
Artículo 2º.– El gobierno de la provincia reconoce como culto oficial el católico apostólico romano.
Artículo 3º.– El gobierno residirá en la ciudad de San Juan, que se declara capital de la provincia.
Artículo 4º.– El Estado provee a sus gastos con los fondos del tesoro provincial, formado del producto de las contribuciones que establezcan las leyes impositivas, de los empréstitos y operaciones de crédito votados por la Legislatura para urgencias de la Provincia o para empresas de utilidad pública; de los servicios que preste; de la enajenación o locación de bienes del dominio provincial; de las actividades económicas y demás rentas o ingresos que resulte de los poderes no delegados a la Nación.
Artículo 5º.– El Estado tiene el deber de asegurar el .bien común y el goce de todos los derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, de proteger la familia, las asociaciones licitas y la vida, libertad, reputación, seguridad y propiedad de sus habitantes. Las funciones publicas son creadas o autorizadas por esta Constitución para la realización de la justicia y los que las desempeñen están al servicio del pueblo.
Artículo 6º.– El pueblo no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Será nula toda disposición adoptada por una autoridad civil en presencia o a requisición de fuerza armada o reunión sediciosa.
Artículo 7º.– El Estado no reconoce libertad para atentar contra la libertad. Esta norma se entiende sin perjuicio de lo establecido para la emisión del pensamiento que no constituya delito según la ley.
El Estado no reconoce organizaciones que sean contrarias a sus fines, que atenten contra los derechos y garantías que protege o que vulneren el sistema democrático de gobierno. Quienes pertenezcan a esta clase de organizaciones no podrán desempeñar funciones públicas en ninguno de los poderes del Estado.
Artículo 8º.– El Poder Legislativo no puede otorgar al Poder Ejecutivo facultades extraordinarias ni la suma del poder público.
Artículo 9º.– Esta Constitución puede ser reformada en todo o en parte por una Convención convocada al efecto. La necesidad de la reforma debe ser declarada por la Cámara de Representantes con el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes, previa citación especial para ese fin.
Artículo 10º.– La Provincia prestará su cooperación al Gobierno Federal, a fin de hacer cumplir la Constitución, las leyes .Y los tratados de la Nación.
Artículo 11º.– Las autoridades y los habitantes de la Provincia deben acatamiento y respeto a la Constitución y leyes nacionales, a esta Constitución, a las leyes que en su consecuencia se dicten y a las instituciones creadas por ellas.
Todo funcionario y empleado del Estado, antes de ocupar su cargo debe jurar fidelidad a la Patria y acatamiento a las constituciones de la Nación y de la provincia.
Artículo 12º.– Ningún funcionario público puede delegar sus funciones en otra persona, salvo los casos previstos en esta Constitución.
Artículo 13º.– No podrán acumularse dos más empleos o funciones publicas, o sueldos en una misma persona, aunque uno de ellos sea provincial y el otro nacional o municipal. En cuanto a los cargos técnicos, los del profesorado, comisiones eventuales y empleos gratuitos la ley determinará los que sean compatibles.

CAPITULO II
Derechos, Deberes y Garantías de la Libertad Personal

Artículo 14º.– Los habitantes de la provincia son iguales ante la ley, y ésta debe ser una misma para todos y tener una acción y fuerza uniformes.
Artículo 15º.– Todos las habitantes de la Provincia, tienen derecho a defender su vida, libertad, ocupación, seguridad y propiedad. Nadie puede ser penado arreglo a ley anterior al hecho del proceso y previa sentencia de juez competente.
Artículo 16º.– Todo individuo es libre para expresar su pensamiento por medio de la prensa, sin quedar sujeto a responsabilidad por algunas de las ideas que emita, a menos que sus escritos configuren delitos comunes o sean contrarios a la moral y al orden público. En las causas a que diere lugar el abuso de la libertad de imprenta se aplicarán las disposiciones del Código Penal y leyes que dictare la legislatura provincial.
Artículo 17º.– El Estado garantiza a todos sus habitantes el libre ejercicio de los cultos religiosos que no se opongan a la moral y buenas costumbres.
Artículo 18º.– Toda orden de pesquisa o arresto de personas, sólo podrá expedirse sobre causa probable apoyada en juramento o en afirmación y deberá individualizar las personas, especificar los objetos, describir particularmente el lugar que deba registrarse y designar el funcionario encargado de ejecutar las diligencias. Nadie podrá ser detenido sin que preceda indagación sumaria que produzca semiplena prueba de un delito que merezca pena corporal, ni podrá ser constituido en prisión, sin orden escrita de juez, salvo caso de flagrante delito en el cual todo delincuente puede ser detenido por cualquier persona, quien deberá conducirlo inmediatamente a presencia del juez o autoridad policial. Toda persona aprehendida será notificada dentro de las veinticuatro horas de la causa de su detención.
Artículo 19º.– Toda orden de allanamiento de domicilio debe ser expedida por autoridad judicial competente y con .las formalidades prescriptas en el articulo anterior.
Artículo 20º.– Ninguna prisión o arresto podrá prolongarse -más de cuarenta y ocho lloras sin poner al detenido a disposición de juez competente, con los antecedentes que hubiesen dado lugar a su prisión. Desde entonces no se podrá tampoco tenerle más de cinco días incomunicado.
Artículo 21º.– Toda persona que sufriere restricción o amenaza a su libertad, o prisión o arresto dispuesto por autoridad incompetente, podrá interponer por si o por otro, recurso de habeas corpus ante el juez más inmediato, quien hará comparecer sin demora al interesado y, comprobada en forma sumaria la violación, la restituirá al pleno goce de su libertad.
Artículo 22º.– Tendrá derecho a la excarcelación tajo caución juratoria personal o real, toda persona que no siendo reincidente esté enjuiciada por un delito que no merezca pena mayor de seis años de prisión o reclusión.
Artículo 23º.– Toda persona se reputa inocente mientras no haya sido declarada culpable por sentencia de juez competente. En caso de duda debe estarse a lo que sea más favorable al procesado.
Artículo 24º.– La correspondencia epistolar es inviolable y solo podrá intervenirse por orden escrita de juez en los casos y con las formalidades que la ley determine.
Artículo 25º.– A ningún acusado se le Obligará a prestar juramento ni a servir de testigo en causa propia; no se le encausará dos veces por el mismo delito ni podrá ser condenado sin oír su defensa.
Artículo 26º.– No podrá procederse criminalmente contra un individuo que no esté presente en juicio. La sentencia en causa criminal debe ser absoluta y definitiva y declarar al acusado culpable o no culpable, y el procedimiento será público después de los quince días de iniciado el sumario judicial o policial.
Artículo 27º.– Queda asegurado a todos los habitantes de la Provincia el derecho de petición individual o colectiva, ante sus autoridades, como asimismo el de reunirse para tratar asuntos políticos o privados con tal que no alteren el orden público, En ningún caso una reunión de personas podrá atribuirse la representación ni los derechos del pueblo, ni peticionar en su nombre; los que lo hicieren cometerán delito de sedición.
Artículo 28º.– Los habitantes de la Provincia tienen el derecho de asociarse con fines lícitos y no contrarios a la moral y buenas costumbres.
Artículo 29º.– Ningún habitante de la Provincia puede ser privado de su propiedad sino en virtud de sentencia fundada en ley, o cuando la utilidad pública o el interés general lo exijan; en estos últimos casos debe ser previamente indemnizado. Las causas de utilidad pública o de interés general que autoricen la expropiación deben ser especificadas por ley.
Artículo 30º.– Todo individuo tiene el derecho de entrar, salir, transitar y permanecer libremente en el territorio de la Provincia.
Artículo 31º.– Todo empleado o funcionario que autorice, o que sin la competente autorización efectuare actos violatorios de las libertades, derechos y garantías declaradas en esta Constitución será personalmente responsable del daño que causare.
Artículo 32º.– La declaración de derechos y garantías que enuncia esta Constitución no debe entenderse como la negación de otros derechos y garantías no enumerados, siempre que fluyan de los principios del derecho natural, del espíritu de las instituciones libres y de la forma de gobierno establecida.

CAPITULO III
Derechos del Trabajador, de la Familia, de la Ancianidad y de la Educación y la Cultura

Artículo 33º.– La Provincia reconoce en toda su amplitud los derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad y de la educación y la cultura, que declara el articulo 37 de la Constitución Nacional y adoptará los medios legales necesarios para desarrollar la mayor acción, ya sea directa o indirectamente, a fin de asegurar la realización efectiva de estos derechos.
Artículo 34º.– Queda reconocido a todos los habitantes de la Provincia, el derecho de un mínimo de seguridad económica. A este efecto se establecerá por la ley la jornada de trabajo con relación a las exigencias de la vida higiénica y el estado de desarrollo industrial y agrícola ganadero; el salario mínimo con relación al costo de la vida; un régimen de seguros contra la enfermedad, la vejez y la invalidez y de amparo a la maternidad, la viudez y la niñez desvalida, en el cual podrán fijarse contribuciones obligatorias; el fomento de la construcción de viviendas higiénicas con el aporte del Estado, sea en forma de desembolsas directos, de otorgamiento de créditos en condiciones liberales o de liberación de gravámenes; la reglamentación de los sindicatos; y el encauzamiento normal de las relaciones entre el capital y el trabajo, mediante normas legales que atribuyan a la autoridad las facultades necesarias para hacer efectivas las garantías que consagra este artículo.
Artículo 35º.– El hogar de familia es inembargable. Todo actual propietario de un terreno rural o urbano que esté ó llegue a estar libre de gravamen y no adeudare impuesto ni contribuciones, tendrá derecho a declarar, ante la autoridad su elección de un lote que se reputará del Hogar. La declaración tendrá por efecto hacer al Hogar, además de inembargable, in enajenable e incedible, pudiendo únicamente ser cedido u otra familia, con la conformidad del Poder Ejecutivo. Mientras queden en las familias menores o mujeres solteras, tendrán derecho al lote de Hogar. Cuando todos lleguen a la mayor edad, el lote de Hogar podrá dividirse con arreglo al derecho común. Los lotes que ceda el Estado en virtud de leyes, serán reconocidos Lotes de Hogar, siempre que se pongan dentro de las condiciones que determine la Ley del Hogar. Los propietarios de lotes mayores, obtenidos por concesión del Estado, tendrán la obligación de señalar un Lote de Hogar dentro de la concesión. El Lote de Hogar sólo reconocerá los impuestos de retribuciones de servicios.

CAPITULO IV
Función Social de la Propiedad

Artículo 36º.– La propiedad privada tiene una función social y; en consecuencia está sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo e intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en Interés de la comunidad, y procurar a cada labriego o familia labriega la posibilidad de convertirse en propietario de la tierra que cultiva.
Artículo 37º.– La riqueza debe estar, al servicio de la economía general y propender al bien común.
Artículo 38º.– El Estado no podrá enajenar los servicios públicos ni otorgar concesiones para su explotación. Los que estuviesen en poder de particulares serán recuperados por el Estado por compra o expropiación con indemnización previa, en la oportunidad que fije la ley.

SECCION SEGUNDA
REGIMEN ELECTORAL

Artículo 39º.– Son electores con derecho a participar en todos los actos electorales los ciudadanos argentinos, domiciliados en la Provincia e inscriptos en el padrón electoral.
Artículo 40º – El Estado garantiza la libre emisión del voto. La ley proveerá las medidas conducentes para facilitar y hacer efectivo el pleno goce de este derecho e impedir cualquier restricción a su ejercicio; para asegurar el respeto a las autoridades electorales, y para reprimir rigurosamente toda acción abusiva o fraudulenta que comprometa la libertad o la verdad de la elección.
Artículo 41º.– El registro electoral tendrá por base el empadronamiento nacional. La ley establecerá los plazos para la formación y depuración del registro electoral así como la época de su publicación, que es obligatoria.
Artículo 42º.– El proceso electoral estará a cargo de tres funcionarios de la Administración de justicia, constituidos al efecto en Junta Electoral, con sujeción a la ley.

SECCION TERCERA
PODER LEGISLATIVO

CAPITULO I
De la Cámara de Representantes

Artículo 43º.– El Poder Legislativo será ejercido por una Cámara de Representantes compuesta de treinta miembros. Para la formación de la Cámara, la provincia se dividirá en treinta circunscripciones electorales cuyos limites serán determinados por la ley, teniendo por base la población y los intereses departamentales, Cada circunscripción elegirá directamente a simple pluralidad de sufragios un diputado titular y un suplente para cubrir vacantes,
Artículo 44º.– La Cámara de Representantes se reunirá en sesiones ordinarias todos los años desde el primero de mayo hasta el treinta de septiembre, pudiendo por sí sola prorrogar sus sesiones hasta sesenta días.
Artículo 45º.– La Cámara de Representantes puede ser convocada extraordinariamente por el Poder Ejecutivo, o por su presidente, a petición de este último caso, de la tercera: parte de sus miembros,
Artículo 46º.– La Cámara es el único juez de la validez de la elección y titulo de sus miembros, Podrá con dos tercios de votos de los presentes en sesión, corregir y aún excluir de su seno a cual-’ quiera de sus miembros, por desorden de conducta en sus funciones y removerlos por indignidad o inhabilidad física o mental, sobrevivientes a su incorporación.
Artículo 47º.– La Cámara puede llamar a Su sala a los ministros del Poder Ejecutivo para pedirles los informes y explicaciones que estime convenientes, previa comunicación de los puntos a informar, y éstos están obligados a concurrir y dar aquellos informes en la sesión subsiguiente, si en la nota de aviso no se hubiese determinado la fecha,
Artículo 48º.– Los miembros de la Cámara no pueden ser acusados, interrogados judicialmente ni molestados por las opiniones o votos que emitieran desempeñando su mandato, Toda ofensa dirigida contra un, miembro de la Cámara dentro o fuera de ella, por causas de sus votos u opiniones en el ejercicio de sus funciones o en razón del cumplimiento de sus deberes de legislador, es una ofensa a la la misma Cámara, que debe ser reprimida conforme a la ley,
Artículo 49º.– No podrán ser arrestado ningún miembro de la Cámara desde el día de su elección hasta el de su cese, excepto el caso de ser sorprendido en flagrante ejecución de un crimen que merezca pena privativa de la libertad. En este caso el juez que ordene la prisión, dará cuenta dentro de cinco días a la Cámara con la información sumaria del hecho.
Artículo 50º.– La Cámara al conocer el sumario podrá allanar el fuero del arrestado por mayoría absoluta de votos, debiendo considerarse allanado el hecho si la Cámara no hubiese resulto el caso dentro de los diez días siguientes en que se recibió el sumario. Para no hacer lugar al allanamiento se requiere mayoría absoluta de votos de los presentes en la sesión, en cuyo caso el preso será puesto inmediatamente en Libertad,
Artículo 51º.– Cuando se forme querella criminal por escrito contra un miembro de la Cámara ante la justicia ordinaria, ésta recibirá .el sumario enviado por el juez, y examinado en juicio público en la sesión próxima a aquella en que se dio cuenta del hecho podrá con dos tercios de votos de los presentes, suspender en sus funciones al acusado, quedando con este hecho a disposición del juez competente para su juzgamiento.
Artículo 52º.– Las decisiones de la Cámara serán a pluralidad de votos, salvo los casos especiales previstos en esta Constitución.
Artículo 53°.– La Cámara es el único juez de las faltas cometidas dentro o fuera del recinto contra el orden de sus sesiones y podrá reprimirlas hasta con prisión que no pase del término de treinta días.
Artículo 54º.– Las sesiones de la Cámara serán públicas a menos que la índole del asunto exigiera lo contrario.
Artículo 55º.– La Cámara celebrará sus sesiones en un lugar fijo de la capital de la Provincia.
Artículo 56º- La Cámara podrá, por medio de sus comisiones examinar el estado del tesoro provincial y pedir los informes que crea convenientes de las oficinas de la administración pública,
Artículo 57º.– Al tomar posesión del cargo los diputados prestarán juramento de desempeñarlo debidamente y de obrar en todo conforme a lo prescripto por esta Constitución.
Artículo 58º.– Los Diputados duraran seis años en sus funciones y podrán ser reelegidos. La Cámara se renovará por mitades cada tres años. Al constituirse la primera legislatura se determinará por sorteo los diputados que deban cesar a los tres años. Los diputados que integren la Cámara después de una intervención federal al Poder Legislativo serán elegidos para completar periodo.
Artículo 59°.– Para ser miembro de la Cámara de Representantes se requiere ser elector y tener veintidós años de edad.
Artículo 60º.– El Vicegobernador es el presidente nato de la Cámara de Representantes pero no tendrá votos excepto en los casos de empate. La Cámara nombrará de su seno un presidente y un vicepresidente provisionales, quienes en caso de ausencia o impedimento del vicegobernador o cuando éste ejerza el Poder Ejecutivo lo reemplazarán por su orden.

CAPITULO II
Atribuciones de la Cámara

Artículo 61º.– Corresponde a la Cámara:
1) Dictar todas las leyes necesarias para hacer efectivas las disposiciones de esta Constitución, las que en ningún caso podrán tener efecto retroactivo;
2) Aprobar o desechar los tratados que el Poder Ejecutivo celebre con la Nación o con las provincias;
3) Establecer contribuciones en todo el territorio de la provincia, para el servicio de la administración, seguridad y bienestar general del Estado;
4) Fijar por periodos hasta de dos años el presupuesto de gastos de la administración y el cálculo de recursos correspondiente, y aprobar o desechar las cuentas de inversión de los dineros públicos. SI no se hubiese dictado ley de presupuesto, regirá la última vigente, La ley de presupuesto que servirá de norma para todo gasto de la administración general de la provincia deberá subordinarse a la general de sueldos y leyes especiales de inversión que dicte la Cámara. Los proyectos de leyes que contemplen erogaciones deberán determinar la fuente de recursos;
5) Establecer la división política y municipal del territorio de la provincia, tomando por base la extensión o población;
6) Decretar la creación de villas y ciudades y la construcción de obras públicas;
7) Crear y suprimir empleos no establecidos por esta Constitucion para la administración de la provincia, determinando sus atribuciones, responsabilidades y dotación;
8) Acordar amnistías generales por delitos de sedición o sedición de carácter provincial;
9) Conceder jubilaciones, pensiones y recompensas de estimulo y acordar honores por servicios de gran importancia prestados a la Provincia. no pudiendo decretarse éstos a favor de funcionarios durante el ejercicio de su cargo;
10) Promover la inmigración, la colonización y el trabajo; fomentar la introducción de capitales; la creación de cooperativas; el establecimiento de nuevas industrias; la construcción de ferrocarriles; telégrafos y canales generales de riego; proteger la Instrucción pública y todo lo conducente a la prosperidad del país, por medio de leyes protectoras de estos fines;
11) Declarar las causas de utilidad pública e interés general para expropiación por leyes generales, o especiales en los casos no previstos por aquéllas, determinando los fondos con que ha de hacerse la previa indemnización;
12) Autorizar al Poder Ejecutivo para contraer empréstitos sobre el crédito de la Provincia, con dos tercios de votos de sus miembros presentes, para Obras de utilidad general, determinando las bases, condiciones y rentas para su amortización;
13) Legislar sobre el uso y enajenación de las tierras de propiedad provincial;
14) Arreglar el pago de las deudas de la Provincia, organizando la Administración del Crédito Público;
15) Acordar subsidios a las municipalidades, cuyas rentas no alcancen para sus gastos ordinarios;
16) Autorizar la cesión de parte del territorio de la Provincia con el voto de lOS dos tercios de sus miembros presentes para objeto de interés público;
17) Conceder o negar licencia al gobernador y al vicegobernador para salir de la Provincia;
18) Recibir el juramento de ley al gobernador y al vicegobernador de la Provincia;
19) Considerar la renuncia de estos funcionarios;
20) Legislar en forma exclusiva para el territorio de la Capital de la Provincia; organizar la administración municipal; sancionar su régimen Impositivo; y fijar por un año o por períodos superiores hasta un máximo de dos años, a propuesta del, Poder Ejecutivo, su presupuesto general de gastos.

CAPITULO III
Del Procedimiento de la Formación y Sanción de las Leyes

Artículo 62º.– Las leyes se iniciarán por proyectos presentados por uno o más diputados o por el Poder Ejecutivo.
Artículo 63º.– Sancionada una ley se remitirá al Poder Ejecutivo para que la promulgue y publique e la vete en todo o en parte dentro del término de diez días desde su recibo.
Artículo 64º.– Desechada por el Poder Ejecutivo, en todo o en parte, una ley sancionada volverá con sus objeciones a la Cámara, y si ésta insiste en la Sanción con dos tercios de votos de los presentes, será ley y pasara al Poder Ejecutivo para su promulgación. No existiendo los dos tercios para la insistencia ni mayoría para aceptar las modificaciones propuestas por el Poder Ejecutivo, no podrá repetirse en las sesiones del año.
Artículo 65º.– Vetada en parte una ley por el Poder Ejecutivo no podrá éste promulgar la parte ni vetada.
Artículo 66º.– Las leyes comunicadas al Poder Ejecutivo dentro de los últimos diez días de la clausura de la Cámara, sólo se entenderán vetadas enviando a la Secretaria de la misma el mensaje del caso sin cuyo requisito se tendrán por aprobadas.
Artículo 67º.– En caso de reconsideración de una ley por el veto del Poder Ejecutivo, los votos se emitirán nominalmente por “si” o por “no” consignándose en el acta los nombres de los votantes y sus opiniones, la cual, junto con ¡as objeciones del Poder Ejecutivo se publicarán inmediatamente por la prensa.
Artículo 68º.– En la sanción de las leyes se usará esta fórmula. “La Cámara de Representantes sanciona con fuerza do Ley”.
Sección Cuarta.

PODER EJECUTIVO
CAPITULO I
De su Naturaleza y Duración

Artículo 69º.– El Poder Ejecutivo de la Provincia será ejercido, por un gobernador o en su defecto por un vicegobernador, elegidos de la manera prescripta en el capitulo siguiente.
Artículo 70º.– Para ser elegido Gobernador o Vicegobernador se requiere:
1) Haber nacido en territorio argentino y pertenecer a la religión Católica Apostólica Romana;
2) Tener treinta anos de edad;
3) Ser elector y tener diez años de residencia inmediata en la Provincia a no ser que la ausencia o la falta de inscripción en el registro cívico sea debida a comisiones o empleos especiales al servicio de la Nación o de la Provincia.
Artículo 71º.– El gobernador y el vicegobernador duraran en sus funciones el término de seis años y no podrán ser reelegidos sino con intervalo de un periodo.
Artículo 72º.– El gobernador y el vicegobernador cesaran en el poder el día mismo en que expire su periodo de seis anos, sin que evento alguno que lo haya interrumpido pueda ser motivo de que se le complete mas tarde o de su prorrogación por un día mas.
Artículo 73º.– SI ocurriese muerte, destitución, renuncia, enfermedad, suspensión o ausencia del gobernador, el Poder Ejecutivo será ejercido por el vicegobernador, hasta concluir el período legal en los tres primeros casos, y en los tres últimos hasta que haya cesado el impedimento.
Artículo 74º.– Si ocurriere muerte, destitución, renuncia, enfermedad, suspensión o ausencia del vicegobernador en los casos que este funcionario .debe reemplazar definitivamente al gobernador, el Poder Ejecutivo será ejercido por el presidente provisional de la Cámara de Representantes en los tres primeros casos, solamente, mientras se procede a una nueva elección de gobernador y vicegobernador para completar el período legal, elección que deberá realizarse dentro de los noventa días, No se procederá a nueva elección cuando el tiempo que falte para completar el período gubernativo no exceda de dos años. En los tres últimos casos el presidente provisional de la Cámara de Representantes ejercerá el Poder Ejecutivo hasta que cese el impedimento accidental del vicegobernador. Si ocurriesen iguales circunstancias de impedimento respecto del presidente provisional éste será reemplazado por el vicepresidente provisional.
Artículo 75º.– La Cámara de Representantes determinará el funcionario que deba ejercer el Poder Ejecutivo para los casos en que el gobernador, vicegobernador, presidente y vicepresidente provisionales de la Cámara no pudiesen desempeñarlo.
Artículo 76º.– Cuando se elija Gobernador o Vicegobernador en caso de intervención Federal la elección se hará para completar el período.
Artículo 77°.– El gobernador y el vicegobernador, en ejercicio de sus funciones, residirán en la capital de la Provincia, y no podrán ausentarse de ella por mas de treinta días, sin permiso de la Cámara de Representantes, y en ningún caso del territorio de la Provincia, sin este requisito. En el receso de la Cámara sólo podrán ausentarse por motivo urgente de interés público, y dando cuenta a aquélla oportunamente.
Artículo 78º.– El gobernador y el vicegobernador gozarán del sueldo que la ley determine.
Artículo 79º.– El ciudadano que ejerza el Poder Ejecutivo tendrá el tratamiento de “señor gobernador”.
Artículo 80º.– Al tomar posesión del cargo el gobernador y el vicegobernador prestarán juramento ante la Cámara de Representantes en los siguientes términos:
“Yo, N. N., juro por Dios nuestro Señor y estos Santos Evangelios desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de gobernador (o vicegobernador) de San .Juan y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Provincia. Si así no lo hiciere, Dios y la Patria me lo demanden“.

CAPITULO II
Del Tiempo y Forma de la Elección del Gobernador y Vicegobernador

Artículo 81º.– El gobernador y el vicegobernador serán elegidos directamente por los electores de la Provincia, a simple pluralidad de sufragios. La elección deberá efectuarse tres meses antes de la terminación del período del gobernador en ejercicio.
Artículo 82º.– En el caso en que dos o más candidatos obtuviesen igual número de votos para gobernador o para vicegobernador, la Cámara de Representantes decidirá por votación nominal y a simple mayoría de los votos emitidos cuál de ellos ocupará el cargo.
Artículo 83º.– La Cámara de Representantes decidirá, por votación nominal, sobre la validez de la elección. Para la validez de la elección es necesario que haya habido elección válida en las tres cuartas partes de los comicios electorales de la Provincia.
Artículo 84º.– Si resultase no haberse sufragado en las tres cuartas partes de los comicios electorales, o si por haberse anulado las elecciones de algunos, no hubiese este número de elecciones parciales válidas, el Poder Ejecutivo convocará inmediatamente a elecciones en los comicios electorales cuyas elecciones hubiesen sido anuladas y en aquellos que no hubiesen sufragado.
Artículo 85º.– En los casos que deba realizarse elecciones complementarias, la documentación y antecedentes se retendrán, según el caso, en la Junta Electoral o en la Cámara.
Artículo 86º.– La aprobación de la elección y la proclamación del gobernador y vicegobernador, dewn concluirse en una sola sesión de la Cámara de Representantes, publicándose enseguida por la prensa el acta de ella, donde conste el resultado de la elección, como también las actas parciales.
Artículo 87º.– Si antes de recibirse, el ciudadano gobernador muriese, renunciase o por cualquier otro impedimento no pudiese ocupar el cargo, se procederá a nueva elección haciéndose la convocatoria con quince días de anticipación. Si en este caso llegase el día en que deba cesar el gobernador saliente, sin que se haya hecho la elección y proclamación del nuevo gobernador, el vicegobernador electo ocupará el puesto hasta que el gobernador sea electo y proclamado.
Artículo 88º.– Si antes de recibirse ocurriese respecto del vicegobernador algunos de los casos consignados en el artículo anterior, se procederá a nueva elección, haciéndose la convocatoria con quince días de anticipación.

CAPITULO III
De los Ministros – Secretarios de Despacho

Artículo 89º.– El despacho de todos los negocios del Poder Ejecutivo de la provincia, se dividirá en departamentos cuyo número y funciones serán determinados por la ley y estarán a cargo de ministros secretarios que refrendarán los actos del gobernador, sin cuyo requisito carecerán de eficacia.
Artículo 90.– Para ser ministro se requiere ser argentino nativo, elector en la Provincia con cinco años de residencia en ella, y tener veinticinco años de edad.
Artículo 91.– Los ministros son solidariamente responsables con el gobernador de los actos que refrenden.

CAPITULO IV
Atribuciones, Deberes y Prohibiciones

Artículo 92º.– El que ejerce el Poder Ejecutivo:
1) Es el jefe de la administración general de la Provincia y habla esta ante los poderes nacionales y en sus relaciones con otras provincias;
2) Expide las instrucciones, decretos y reglamentos necesarios, para poner en ejercicio las leyes de la Provincia, cuidando de no alterar su espíritu;
3) Presenta a la Cámara de Representantes proyectos de leyes fundándolos por mensajes especiales. Participa en la formación de las leyes con arreglo a esta Constitución y tiene el derecho de tomar parte en todas las deliberaciones de la Cámara de Representes, por si o por los ministros;
4) Nombra todos los empleados de la Administración para los cuales, esta Constitución no establece otra forma de nombramiento y los remueve sólo en los casos autorizados por la ley.
Nombra con acuerdo de la Cámara de Representantes los magistrados judiciales y los titulares de los ministerios públicos; el fiscal de Estado; el intendente municipal de la Capital; los miembros del Consejo General de Educación; los presidentes y directores de las reparticiones autárquicas; los presidentes y representantes del gobierno en las sociedades mixtas.
Nombra al tesorero y al contador de la Provincia, elegidos de las ternas que le presente la Cámara de Representantes;
5) Propone a la Cámara de Representantes el presupuesto general de gastos de la Administración, como asimismo las leyes de recursos. Recauda las rentas y las invierte con estricta sujeción a las leyes, rindiendo anualmente cuenta detallada y justificada de su administración y haciendo publicar mensualmente un estado de la Tesorería General;
6) Propone a la Cámara de Representantes el presupuesto general de gastos de la Municipalidad de la Capital;
7) Convoca a sesiones extraordinarias a la Cámara de Representantes, o prorroga sus sesiones ordinarias cuando asuntos de interés público lo requieran, salvo el derecho del Cuerpo para apreciar y decidir, en el primer caso después de reunido, sobre los fundamentos y necesidades de tales medidas;
8) Convoca al pueblo a elecciones;
9) Celebra y firma tratados con la Nación y las provincias para fines de administración de justicia, de intereses económicos y trabajos de utilidad común, con aprobación de la Cámara de representantes;
10) Hace cumplir las leyes y decretos nacionales y los fallos de los tribunales de la Nación prestando toda la cooperación requerida;
11 ) En el receso de la Cámara provee a toda vacante que requiera su acuerdo, por medio de empleos en comisión, que expiran a los treinta días de abiertas las sesiones ordinarias de la Cámara de Representantes;
12) Conmuta las penas impuestas por delitos sujetos a la jurisdicción provincial, previo informe del tribunal correspondiente, excepto los casos de sanción por la Cámara de Representantes. Tampoco podrá conmutar las penas impuestas a funcionarios públicos, convictos de delitos en el ejercicio de sus funciones.
Artículo 93º.– Sin perjuicio de otras restricciones que surjan de esta Constitución, a quien ejerce el Poder Ejecutivo le esta absolutamente prohibido;
1) Arrogarse facultades judiciales o entorpecer el cumplimiento de lo que decrecen los jueces;
2) Crear contribuciones o multas y decretar embargos;
3) Ordenar destierros o decretar arrestos por más de tres días sin pasar la causa al juez competente;
4) Ejercer personalmente ningún arte, industria o profesión, durante el periodo de su mando;
5) Tomar parte directa o indirectamente en contratos con el Gobierno;
6) Retardar o estorbar la reunión de la Cámara de Representantes o suspender alguna sesión;
7) Dar a las rentas una inversión distinta de la que le está señalada por la ley;
8) Ejercer empleos o recibir emolumentos de la Nación o de otra provincia.

SECCION QUINTA
PODER JUDICIAL

CAPITULO I
De su Naturaleza y Duración

Artículo 94.– El Poder Judicial de la Provincia será ejercido por una Corte de Justicia y los demás tribunales inferiores que la ley establezca,-
Artículo 95º.– Para ser miembro de la Corte -de Justicia se requiere ser argentino nativo, tener treinta mes de edad, ser abogado graduado en universidad nacional con cinco años de ejercicio de la profesión o dos en la magistratura,
Artículo 96.– Los jueces de la Corte de Justicia y de los demás tribunales son inamovibles y conservarán sus empleos mientras dure su buena conducta. La remuneración de los servicios de estos magistrados no podrán disminuirse mientras permanezcan en sus funciones.
Artículo 97º.– La Corte de Justicia tendrá jurisdicción según las reglas que prescribe la ley conforme a esta Constitución, y tanto ella como los demás tribunales de la Provincia procederán en el ejercicio de sus funciones aplicando esta Constitución y los tratados provinciales, como la ley suprema, con relación a las leyes locales,
Artículo 98º.– La Justicia de paz será organizada de acuerdo con lo que determine la ley.

CAPITULO II
Atribuciones del Poder Judicial

Artículo 99º.– Corresponde a la Corte de Justicia y demás tribunales inferiores, el conocimiento y decisión:
1) De todas las causas civiles, comerciales y criminales que sean regidas por los Códigos Civil, Comercial, de Minería y Penal, según que las cosas o las personas caigan bajo la jurisdicción provincial;
2) De las causas acerca de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de las leyes, decretos y reglamentos que estatuyen sobre materia regida por esta Constitución y se controvierta por parte interesada.
Artículo 100.– La Corte de Justicia conoce originaria y exclusivamente:
1) En las causas de competencia entre los poderes públicos de la Provincia Y en las que se susciten, entre los jueces provinciales, con motivo de su jurisdicción respectiva;
2) En los casos expresados en el arto 124 de la sección Séptima de esta Constitución.
Artículo 101.– La Corte de Justicia tiene, además, las siguientes atribuciones:
1) Nombra el personal de conjueces llamados a integrar el tribunal, en el número y casos que la ley determine;
2) Nombra los empleados de la administración de justicia, cuyo nombramiento no está prescripto de otra manera por esta Constitución, y los remueve de conformidad con la ley;
3) Dicta los reglamentos necesarios para el servicio interno y disciplinario de la administración de justicia;
4) Propone a la Cámara de Representantes, por conducto del Poder Ejecutivo, la creación de empleos y su dotación necesarios al buen desempeño de la administración de justicia;
5) Tiene la superintendencia de toda la administración de justicia.

SECCION SEXTA
DEL JUICIO POLITICO Y DEL JURADO DE ENJUICIAMIENTO

CAPITULO I
Del Juicio Político

Artículo 102.– El gobernador, vicegobernador y sus reemplazantes legales cuando ejerzan el Poder Ejecutivo, sus ministros y los miembros de la Corte de Justicia pueden ser denunciados ante la Cámara de Representantes por incapacidad física o mental sobreviniente, por delitos en el desempeño de sus funciones o falta re cumplimiento a los deberes de su cargo, y por crímenes comunes.
Artículo 103.– Cualquier miembro de la Cámara o habitante de la Provincia podrá denunciar a la Cámara de Representantes el delito o falta a efecto que se promueva la acusación.
Artículo 104.– Las Cámara se dividirá anualmente por sorteo, en su primera sesión, en dos salas compuestas de quince miembros cada una para las tramitaciones del juicio político. La Sala Primera tendrá a su cargo la acusación, y la segunda Sala será la encargada de juzgar. La Sala acusadora será presidida por un diputado elegido de su seno y la de juzgar por el presidente de la Corte de Justicia.
Artículo 105.– La Sala Acusadora nombrará en la misma sesión una comisión investigadora, de cinco miembros, no pudiendo facultar al presidente para que la nombre. Tendrá por objeto investigar la verdad de los hechos en que se funda la acusación, teniendo, para ese efecto, las más amplias facultades.
Artículo 106.– La comisión terminará sus diligencias en el perentorio término de cuarenta días y presentará dictamen a la Sala Acusadora, la que lo aceptará o rechazará, necesitándose dos tercios de votos de los miembros presentes cuando el dictamen fuere favorable a la acusación.
Artículo 107.– Desde el momento que la Sala Acusadora haya aceptado la acusación, el acusado quedará suspendido en el ejercicio de sus funciones, sin goce de sueldo,
Artículo 108.– Admitida la acusación por la Sala Acusadora, nombrará una comisión de tres de sus integrantes para que la sostenga ante la Segunda Sala, que se constituirá en tribunal de sentencia, previo juramento de sus miembros.
Artículo 109.– Entabla una acusación por la Sala Acusadora, el tribunal de sentencia procederá a conocer la causa que fallara antes de treinta días. Si vencido este termino no hubiese fallado, el acusado volverá al ejercicio de sus funciones y no podrá repetirse el Juicio por los mismos hechos.
Artículo 110.– Ningún acusado podrá ser declarado culpable sino por el voto de los dos tercios de la totalidad de la segunda Sala. La votación será nominal, registrándose en el acta el voto de cada diputado sobre cada uno de los cargos que contenga el acta de acusación.
Artículo 111.– El fallo no tendrá más efecto que destituir al acusado y aun inhabilitarlo para ejercer cargos públicos por tiempo determinado, quedando siempre sujeto a acusación, juicio o condena, conforme a las leyes, ante los tribunales ordinarios.
Artículo 112.– La Cámara dictará una ley de procedimientos para esta clase de juicios.
Artículo 113.– Los jueces de los tribunales inferiores serán juzgados y removidos en la forma que determina la ley con sujeción a enjuiciamiento por los propios miembros del Poder Judicial.

SECCION SEPTIMA
Del Régimen Municipal

CAPITULO UNICO

Artículo 114.– La ley dividirá el territorio de la Provincia en distritos para el establecimiento del gobierno municipal, de manera que cada uno pueda constituir un municipio que reúna condiciones necesarias para tener vida propia.
Artículo 115.– Los poderes que está Constitución confiere exclusivamente a los municipios, no podrán ser limitados por autoridad alguna del Estado.
Artículo 116.– Los municipios tendrán exclusivamente el Poder de reglamentar y administrar todo lo relativo a la higiene, ornato y vialidad en sus distritos, con excepción de los caminos que la ley declare nacionales o provinciales.
Artículo 117.– Los municipios darán su propio gobierno y arbitrarán los recursos necesarios para la administración comunal, sujetándose a esta Constitución y a las leyes de la materia.
Artículo 118.– El gobierno municipal se organizará como lo determine la ley, con arreglo a las bases siguientes:
1) Las municipalidades se constituirán por un departamento ejecutivo y otro deliberativo, debiendo fijar, el número de los miembros del segundo en proporción a su población. Para el departamento deliberativo, se elegirán concejales suplentes en la proporción del cincuenta por ciento de los titulares;
2) En los distritos cuya población no alcance a cinco mil habitantes, las municipalidades se constituirán por un concejo municipal, compuesto de un número de miembros proporcionados a su población. El concejo designará de su seno un presidente que será encargado de hacer cumplir sus resoluciones:
3) Los miembros del gobierno municipal serán elegidos directamente y a simple pluralidad de sufragios por los electores que residan en el distrito, salvo lo establecido para la capital de la provincia;
4) Podrán ser electos miembros del gobierno municipal electores mayores de veintidós años, que residan permanentemente en el municipio donde ejercerán sus funciones;
5) Los miembros del gobierno municipal durarán tres años en sus funciones, pudiendo ser reelectos, y la elección se efectuará simultáneamente con las provinciales. En caso de intervención, los miembros que se elijan completarán periodo;
6) Los miembros de los departamentos deliberativos y concejos municipales, no podrán percibir sueldos, remuneraciones, viáticos, ni compensaciones de ninguna especie por sus funciones. Exceptúanse de esta prohibición los presidentes de concejos municipales;
7) Es incompatible el cargo de miembro de los organismos municipales con toda función pública de carácter permanente, o cualquier empleo nacional o provincial.
Artículo 119.– Salvo lo establecido para la capital, serán atribuciones propias de las municipalidades:
1) Juzgar la validez y nulidad de la elección de sus miembros;
2) Convocar a los electores del municipio para estas elecciones en las épocas que la ley determine;
3) Nombrar y remover sus empleados;
4) Votar anualmente sus presupuestos de gastos;
5) Administrar las propiedades municipales;
6) Dictar las ordenanzas y reglamentos necesarios para el ejercicio de los poderes municipales;
7) Proveer lo conducente a la prosperidad y bienestar del municipio.
Artículo 120.– Las municipalidades podrán establecer impuestos, tasas y contribuciones de mejoras y gravar los inmuebles baldíos, contraer empréstitos que no excedan de la mitad de sus rentas anuales.
Cuando el importe del empréstito o cuando éste sumado con las cantidades’ adeudadas con el mismo título exceda el límite fijado anteriormente necesitará la autorización de la Cámara. En todo caso deberá designarse una suma anual para la amortización de la deuda.
Artículo 121.– Las municipalidades no podrán enajenar ni gravar los Inmuebles destinados al servicio público sin autorización de la Cámara de Representantes.
Artículo 122.– Toda municipalidad estará obligada a rendir cuenta de las rentas que administre.
Artículo 123.– Los miembros de los organismos municipales estarán sujetos a juicio político por incumplimiento de sus deberes, mala conducta o inhabilidad sobreviniente, en la forma que determine la ley.
Artículo 124.– Las cuestiones de competencia entre el Poder Ejecutivo y las municipalidades. o entre dos municipalidades, y los conflictos que se susciten entre los departamentos de una misma municipalidad, serán resueltos por la Corte de Justicia, originariamente.
Artículo 125.– El gobierno provincial garantiza a los municipios el goce y ejercicio de sus instituciones e interviene en ellos para restablecer las cuando hubiese sido alteradas, o para reconstituir sus poderes acéfalos, de conformidad a la ley.

SECCION OCTAVA
Instrucción Pública.

CAPITULO UNICO

Artículo 126.– La Cámara de Representantes proveerá al establecimiento’ de un sistema de escuelas comunes y organizará la Instrucción secundaria y superior y la enseñanza profesional, industrial y agrícola – ganadera, y el aprendizaje de oficios para obreros especializados.
Artículo 127.– La instrucción primaria es obligatoria, en las condiciones que la ley establece. Es, además, gratuita, en las escuelas del Estado quien ayudará a los escolares que carezcan de recursos con ropas, útiles, alimentos y cualquier otro medio que facilite su normal concurrencia.
Artículo 128.– La dirección y administración de los establecimientos de educación e instrucción serán confiadas a un Consejo General de Educación en la forma que determine la ley. Los institutos particulares de enseñanza funcionarán con la autorización de! Consejo General y serán controlados en las condiciones que establezca la ley.
Artículo 129.– El Consejo General de Educación tendrá autarquía en la inversión de las partidas para gastos que vote la Cámara de Representantes.

SECCION NOVENA
Tribunal de Cuentas

CAPITULO UNICO

Artículo 130.– El Tribunal de Cuentas se compondrá de un presidente abogado y dos vocales doctores en ciencias económicas o contadores públicos, nombrados por el Poder Ejecutivo con acuerdo de la Cámara de Representantes, Y durarán en sus empleos mientras observen buena conducta podrán ser enjuiciados y removidos en la forma establecida para los jueces de los tribunales inferiores.
Los miembros del Tribunal de Cuentas estarán sujetos a los mismos impedimentos que los jueces para el ejercicio de sus profesiones.
Artículo 131.– El Tribunal de Cuentas tendrá las siguientes atribuciones:
1) Examinar las cuentas de percepción e inversión de las rentas públicas, tanto provinciales como municipales, aprobar las o desaprobarlas, Y en este último caso, indicar el funcionario o funcionarios responsables, como también el monto y la causa de los cargos respectivos;
2) Inspeccionar las oficinas provinciales o municipales que administren fondos públicos y tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier irregularidad en la forma y con arreglo al procedimiento que determine la ley.
Artículo 132.– La Legislatura dictará la ley orgánica del Tribunal de Cuentas.
ANTONIO ARIZA. JOSÉ R. BAIGORRÍ, PEDRO CABRERA. FRANCISCO JAIME GONZÁLEZ, SOHAR MARINERO, ANGEL S. MARTIN, FRANCISCO H. MERCADO, JOSÉ M. MONTIVEROS, JUSTO S. PACHECO, LUÍS B. PÁEZ, DOMINGO PALACIOS BALAGUER, LUCIO M. PEDROZA, ISAAC V. SALINAS, HIRACIO STÁBILE, ENRIQUE STOERMAN, NEMESIO DE LA VEGA, MIGUEL ANGEL DE VITA, JUAN B. TASCHERET, ENRIQUE YANZÓN, EUSEBIO B. ZAPATA.

Comments are closed.